diumenge, 19 d’abril de 2009

a tenir-ho en compte

Tormentas

Una tormenta es una inestabilidad atmosférica fuerte acompañada de descargas eléctricas (rayos), casi siempre lluvia y a veces granizo. En montaña son frecuentes en las tardes de verano, aunque también pueden producirse en otros momentos. No suelen durar más de una hora. Todo montañero debe saber qué hacer y qué no hacer ante una tormenta.

Dos son los peligros:
   Ser alcanzado por un rayo.
   Quedar atrapado por la rápida crecida de un río o torrente debido a la lluvia caída.

¿Qué es un rayo?
Dentro de las nubes se producen incontables colisiones de partículas que provocan la acumulación progresiva de cargas eléctricas. Normalmente las cargas positivas se desplazan a la parte superior de las nubes y las negativas a la inferior.
El aire no es conductor eléctrico, pero si la humedad es muy alta éste se convierte en conductor.
La diferencia de potencial eléctrico puede producir una descarga (rayo):
    En el interior de una nube
    Entre nubes
    Entre la nube y el suelo
Las descargas pueden llegar a corrientes de 20.000 amperios y a voltajes entre 10 y 100 millones de voltios, energía que se libera en forma de calor. Dura una fracción de segundo y es uno de los fenómenos atmosféricos más peligrosos. Los rayos no se desplazan en línea recta. Alcanzan velocidades de hasta 140.000 Km/sg. Al llegar a tierra destrozan fácilmente 20 metros a la redonda, pueden quemar árboles y electrocutar seres vivos.

¿Qué es un trueno? 
Es el estruendo provocado por un rayo.
El aire en contacto con el rayo se calienta entre 8.000 y 30.000 grados centígrados, provocando una onda expansiva inmensa, que puede oírse incluso a kilómetros de distancia. Los truenos retumban por el desfase entre las ondas de las distintas partes del rayo.
La velocidad del sonido (340 m/sg) es mucho menor que la de la luz, por lo que el trueno se oye más tarde que vemos el relámpago.

¿Qué hacer en caso de que una tormenta nos sorprenda en la montaña?
    Ante todo mantener la calma, valorar la situación y actuar de forma lógica.
    Si estamos en un lugar alto o encrestado hay que bajar, evitando crestas, lomas y aristas, y refugiarse en partes bajas no propensas a inundarse.
    Hay que abandonar todo lo que llevemos metálico, especialmente piolés y bastones, al menos a 30 metros de distancia.
    La mejor posición para esperar que pase la tormenta es en cuclillas, quietos, lo más agachados posible, tocando el suelo sólo con las botas (la goma de las suelas es buen aislante). También podemos esperar sentados encima de un objeto aislante, una cuerda enrollada, o la mochila si no tiene armadura metálica.
    Podemos guarecernos en el interior de una cueva si ésta tiene cierto tamaño (al menos metro y medio de profundidad y al menos dos metros de anchura) y si no hay un curso de agua en ella.
    Podemos protegernos en el interior de un bosque, mejor cerca de los árboles más bajos.
    Podemos protegernos en el interior de un coche o furgoneta, tras bajar la antena y cerrar las ventanillas y entradas de aire. (Se forma una 'jaula de Faraday' que aísla eléctricamente).
    Si estamos en un refugio, hay que cerrar todas las puerta y ventanas para evitar corrientes de aire, y apagar la chimenea.
    Si estamos en una vía ferrata hay que abandonarla inmediatamente.
    Si estamos cerca de una pared de piedra, hay que mantenerse al menos a tres metros de distancia, es decir, no pegados a ella.
    Alejarse de verjas metálicas, alambradas, vías de ferrocarril, instalaciones eléctricas o telefónicas, motocicletas o maquinaria agrícola que podrían actuar como pararayos.
    Apagar teléfonos móviles y walkie-talkies.
    Mantenerse alejado de rebaños y animales.

¿Qué NO hacer?
    No hay que correr, ya que la turbulencia de aire provocada podría atraer al rayo.
    No hay que protegerse bajo árboles o piedras aisladas, que podrían hacer de pararayos.
    No entrar en aroyos, charcas o lagos, ya que el agua es buena conductora de la electricidad.
    No usar paraguas con punta de metal.
    No coger ningún objeto metálico con las manos.
    No andar descalzo.
    No hay que quedarse en vaguadas, valles estrechos o zonas donde pueda aculumarse el agua, para no vernos sorprendidos por una crecida.
    No protegerse en una tienda de campaña, ya que sus varillas metálicas podrían hacer de pararayos.
    No montar a caballo ni en bicicleta.

El rayo está cerca
Si notamos:
    Que se eriza el pelo de los excursionistas
    Que los objetos metálicos zumban como un enjambre de abejas
    Que los objetos metálicos emiten destellos
    Pequeñas descargas eléctricas entre montañeros
Estamos ante desplazamientos de cargas eléctricas, el aire se ha vuelto conductor, y el peligro de rayo es inminente. Hay que tumbarse en el suelo rápidamente, en la parte más seca que encontremos, manteniendo cierta distancia entre los integrantes del grupo.

Si un rayo alcanza a un miembro del grupo
    Podemos atenderle enseguida, ya que el rayo no queda en él.
    Hay que aplicar técnicas de reanimación (boca a boca si no respira, masaje cardíaco si no tiene pulso).
    En los puntos del cuerpo por donde haya entrado y salido el rayo habrá quemaduras, que hay que curar adecuadamente.
    El accidentado puede haber perdido la visión o el oído, tener trastornos nerviosos o algún hueso roto.
    Hay que pedir urgentemente asistencia médica.

Lo mejor, prevenir
Lo mejor es no vernos en la tormenta.
    Si vemos que se acumulan gruesos nubarrones, con aire cálido y húmedo, y con turbulencias de aire, lo mejor es dar media vuelta y finalizar la excursión cuanto antes.
    Asimismo, en verano hay que comenzar las rutas muy temprano, para asegurar que terminamos antes de las cuatro de la tarde, evitando así los momentos de mayor probabilidad de tormentas.

 

JO M'HO PENSARIA ABANS DE COMPRAR-LO...



la maison pour la fenêtre. On anirem a parar

                                        

No oblidis la fotografiadora! L’AMPA de l’escola  llença la house per la windows i s’estira amb un val de 30 € (trenta eurets) en material DECATHLON per a premiar la millor fotografia  d’aquesta tercera SORTIDETA. Les bases del concurs encara estan per decidir, però si fa o no fa es tracta de presentar UNA FOTO que no hagi estat premiada per NATIONAL GEOGRÀFIC –posem-hi per cas- i que s’haurà de portar en paper (ja decidirem el tamany) per poder-ne fer exposició al cole. Déu meu! 30 €! On anirem a parar? La subsecció primera de la secció de Festes tremola: si us gasteu els diners en premis haurem de demanar subvencions al Partit Comunista de les Terres Cavades! Què en pensaran els de l’Ensenyança? Au! lubriqueu-vos el dit i desobtureu-vos l’ull, que el premi s’ho val.